Aikidojo Zaragoza

Miguel Dominguez

Miguel Dominguez, 4ºDan Aikido, Entrenador Nacional

Mi primera toma de contacto con las artes marciales se remonta a cuando tenía sólo 8 años (ya ha llovido desde entonces) cuando empecé con el Kárate en Palencia, donde nací. A los 18 años me pasé al Full Contact, pero tampoco era algo que me llenara de verdad.

El trabajo hizo que en el año 1993 aterrizara en esta ciudad, hasta que en el año 1998 y por motivos profesionales empecé a practicar Aikido. Lo que empezó siendo una necesidad laboral se ha convertido en una necesidad personal. El aikido ha aportado tanto a mi vida que forma parte de ella (bien lo sabe mi familia involucrada desde el principio). Tal es el nivel de implicación que mi hija ya forma parte de esta gran familia de aikidokas. Desde pequeñita me ha visto practicarlo y ha querido seguir mis pasos, tanto, que me vi “obligado” en el 2012 a crear una clase de aikido infantil para que ella y otros niños pudieran conocer desde dentro este fabuloso arte marcial.

El Aikido no solo me ha hecho mejorar mi parte física, sino que ha reforzado unos valores como la lealtad y el respeto a los demás.

Todo ello se lo debo a mi maestro Arturo Navarro, con el que espero seguir practicando Aikido otros 20 años más.